En 2040 la cuenca del Turia podría afrontar una reducción cercana al 11% respecto a la evolución histórica de sus caudales

Iván Gerardo Lagos ha obtenido el Accésit relacionado con el ODS 13 “Clima” en la segunda Edición de los “Premios a los mejores Trabajos Académicos relacionados con los ODS del Eje Planeta”, por su Trabajo Final de Máster “Simulación del efecto de escenarios climático en la cuenca del Turia”, dirigido por los investigadores del IIAMA, Héctor Macián Sorribes y Manuel Pulido Velázquez, y la técnica de Global Omnium, María Pedro Monzonís

Iván es graduado en la Escuela Colombiana de Ingeniería (ECI), con un máster en Ingeniería Civil enfocado a la “Gestión sostenible de Recursos Hídricos e Hidroinformática” por la Universidad de Los Andes, y un máster en “Ingeniería Hidráulica y Medio Ambiente” de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Optó por focalizar su desarrolló académico hacia el estudio de la ingeniería del recurso hídrico para “aportar soluciones desde el ámbito científico y técnico a la constante problemática que se desarrolla en torno a la disponibilidad y uso del agua en la sociedad”.

Actualmente disfruta de un contrato para la realización de su tesis doctoral en el Programa de “Doctorado en Ingeniería del Agua y Medioambiental” de la UPV y que realizará en el Grupo de Investigación de Modelos Hidroeconómicos (GIMHE) del IIAMA, dirigido por Manuel Pulido.


• En líneas generales, ¿explícanos en qué consiste el trabajo galardonado?

Respuesta: El trabajo aborda la problemática del cambio climático futuro, así como los impactos potenciales que se pueden desencadenar sobre la disponibilidad de agua en la cuenca del río Turia, en España. En particular, el estudio caracteriza el efecto potencial de diversos escenarios de cambio climático sobre variables climáticas como la temperatura y las lluvias, así como sobre la incidencia de sequías hidrológicas en el territorio. De igual forma, se analizan los efectos sobre la disponibilidad del recurso hídrico para su consumo final una vez el recurso ya ha sido gestionado a través de los embalses, conducciones y captaciones que conforman el sistema de recursos hídricos de la cuenca.

Para lograr este objetivo se propuso una metodología replicable a otras cuencas, y que aprovecha algunas de las técnicas y prácticas más novedosas en el ámbito técnico y científico del cambio climático y el agua. Igualmente, el estudio propone mejoras técnicas que aumentan la confianza de los resultados obtenidos, para su uso dentro de procesos de toma de decisiones de gestión en la cuenca.

“Buscamos entender la cuenca como un sistema dinámico que, a través de la gestión del recurso, es capaz de reaccionar frente a los efectos del cambio climático, buscando siempre mitigar sus efectos adversos”


• ¿Cómo surge la idea de llevar a cabo este trabajo?

R.- La idea nace en la Cátedra Aguas de Valencia, conformada por la UPV y la empresa Global Omnium. Esta Cátedra es una iniciativa que busca fomentar el desarrollo de las tecnologías involucradas en la gestión del ciclo integral del agua.

Fue desde allí que surgió la idea de becar el desarrollo de un estudio que permitiera involucrar los efectos potenciales del cambio climático futuro con la disponibilidad del agua para abastecimiento de la cuenca, y en particular para el abastecimiento del área metropolitana de Valencia.

Después de ganar esta beca, y bajo la tutoría de Manuel Pulido Velázquez, Héctor Macián Sorribes y María Pedro Monzonís, se adoptó la idea original y se propuso no sólo evaluar los efectos potenciales del cambio climático sobre el sistema de recursos hídricos, sino dar un paso hacia adelante explorando también los efectos por cambios en la forma en que demandaremos agua en el futuro.

De esta manera buscamos entender a la cuenca como un sistema dinámico que, a través de la gestión del recurso, es capaz de reaccionar frente a los efectos del cambio climático, buscando siempre mitigar sus efectos adversos.

“La cuenca del Turia en su historia reciente ya ha venido presentando síntomas de una clara variabilidad hidro-climática adversa”


• Tras el estudio, ¿qué conclusiones has obtenido?

Los análisis realizados nos permitieron obtener importantes conclusiones con respecto a todo un abanico de variables y fenómenos en la cuenca. Estas abordan desde tendencias históricas y variaciones previstas en las lluvias o sequías hidrológicas, hasta los potenciales déficits en el abastecimiento agrícola y urbano futuro, así como el impacto en la implementación de medidas de gestión en la cuenca. No obstante, algunas conclusiones destacan por su interés general.

En primer lugar, se concluye que la cuenca del Turia en su historia reciente ya ha venido presentando síntomas de una clara variabilidad hidro-climática adversa. Esta variabilidad se ha caracterizado por una marcada reducción de las lluvias de invierno y primavera en la cuenca alta, e incrementos generalizados de las temperaturas mensuales y las variaciones máximas de temperaturas diarias.

En segundo lugar, y como es de suponer, se encontró que el recrudecimiento de estos factores en un territorio ya caracterizado por presentar escasez hídrica, puede suponer una afectación directa en la sostenibilidad de la extracción de agua dulce para el abastecimiento. En este sentido se concluyó que ya para el 2040, la cuenca podría afrontar una reducción en la producción de caudales naturales de cerca del 11% respecto a su producción histórica. Esta reducción potencial además de suponer una reducción en la cantidad de agua disponible para su consumo, también podría modificar la magnitud y duración de los eventos de sequía hidrológica incrementando así la intensidad de estos eventos.

“Estos resultados destacan la urgencia por articular eficazmente paquetes de medidas para la adaptación y mitigación de los efectos adversos en la cuenca del Turia por efecto del cambio climático”

Finalmente, tras la evaluación del sistema de recursos hídricos de la cuenca bajo diversos escenarios de cambio climático también se encontró que, de no emprenderse medidas de adaptación y mitigación, en los próximos 20 años el déficit anual de agua para el riego de cultivos se vería incrementado hasta en un 12%.

No obstante, también se concluyó que una eficaz aplicación de las políticas y medidas para la mejora en las eficiencias del riego en la cuenca son una medida determinante a la hora de adaptar el sistema a los impactos del cambio climático. Bajo los escenarios futuros analizados se encontró que, la reducción propuesta en las demandas agrícolas por efecto de las mejoras, garantizaría a corto y medio plazo una completa paliación de los impactos del cambio climático en los componentes del sistema del recurso hídrico.

En conjunto estos resultados destacan la urgencia por articular eficazmente paquetes de medidas para la adaptación y mitigación de los efectos adversos en la cuenca del Turia por efecto del cambio climático.

Catedra planeta premios

Iván Gerardo Lagos presentando su TFM en la jornada de la Cátedra Aguas de Valencia


• ¿Cuál es el posible impacto social de tu proyecto?

Considero que todo estudio que aborde la problemática del cambio climático y su efecto en los distintos aspectos de nuestro estilo de vida siempre tendrá asociado un importante impacto social. En particular, opino que el impacto social de este trabajo para los valencianos y aragoneses que habitan y cultivan la cuenca del Turia es incalculable.

Como el agua, son pocos los recursos cuya disponibilidad se constituye como un factor crítico en la sostenibilidad de las sociedades modernas. Y este es un hecho del que no es ajena la cuenca del río Turia, siendo un territorio del que se abastecen más de millón y medio de habitantes, y donde se riegan más de 33 000 hectáreas de cultivos.

“Alcanzar las metas fijadas para combatir el cambio climático es un compromiso social, que nos compete a todos y no solamente a las administraciones públicas o a los grandes conglomerados económicos”


• Bajo tu punto de vista, ¿piensas que en España se están articulando medidas para cumplir el ODS 13?

Opino que a nivel global cada vez son más los países que asumen una postura clara y activa a la hora de articular eficientemente este tipo de medidas. Y considero que España se cuenta dentro de este creciente grupo de países comprometidos en superar el reto que se nos impone como sociedad. Sin embargo, pienso que los esfuerzos emprendidos en ciertos casos llegan a destiempo, y en otros las medidas pueden no llegar a permear todos los estratos de la sociedad.

Igualmente considero importante recordar que alcanzar las metas fijadas para combatir el cambio climático es un compromiso social, que nos compete a todos y no solamente a las administraciones públicas o a los grandes conglomerados económicos. Este compromiso social nos otorga la responsabilidad de velar por su cumplimiento desde la escala y alcance de nuestro ámbito como ciudadanos. Y es asumiendo este rol donde surge la exigencia por medidas oportunas y la responsabilidad individual de su adopción.


• ¿Cómo reaccionas cuando te enteras que has obtenido el premio?

En verdad fue una sensación muy gratificante, pues los premios de la Cátedra son una excelente oportunidad para continuar divulgando los resultados del trabajo desarrollado.

Considero también que este tipo de reconocimientos estimula aún más al desarrollo de trabajos con alta relevancia técnica y social, por lo que invito a la cátedra a seguir otorgándolos, y a los estudiantes a participar masivamente en ellos.


• Por último, ¿qué opinas acerca del futuro de la I+D+i en España?

Pienso que es un sector de gran relevancia económica y con gran potencial de crecimiento futuro. Adicionalmente, la I+D+i se ofrece como una gran alternativa laboral y de emprendimiento. En este sentido resalto la labor desarrollada por el área de I+D+i de Global Omnium, donde por intermedio de mi tutora María Pedro se apostó al desarrollo de este trabajo.

Confío que en España cada vez más instituciones y entidades privadas apuesten por la conformación de este tipo de departamentos.