“Las personas son la materia prima más importante de la I+D+i y la clave del éxito en la investigación”

Oficialmente, el pasado 12 de diciembre el profesor Félix Francés abandonaba la dirección del IIAMA tras concluir su mandato. Durante sus 4 años, el Dr. Francés ha consolidado al instituto de la UPV, como el centro de referencia nacional en temas de agua y medio ambiente, y como uno de los punteros en el ámbito internacional. De este y otros temas, hablamos en esta extensa entrevista.


- Esta semana finalizó tu mandato como director del IIAMA, ¿qué balance haces del mismo?

Cuando me presenté a candidato a director del instituto, tenía dos objetivos muy definidos: aumentar la proyección externa del IIAMA y mejorar el funcionamiento interno. Era necesario mejorar la imagen tanto dentro de la propia Universitat Politècnica de València como a nivel exterior.
Individualmente cada grupo de investigación tenía y tiene un prestigio consolidado, pero había que establecer un marco común que trasladara esa proyección general. Asimismo, a nivel interno también hemos realizado una serie de actuaciones para mejorar el funcionamiento.


- Por tanto, ¿se han cumplido los objetivos?

Teniendo en cuenta las metas impuestas al principio creo que las hemos cumplido con creces. En este sentido, debo reconocer la gran labor realizada por Manuel Pulido e Inma Romero que me han acompañado en la dirección como subdirectores, y del resto del personal de la dirección: Vicente Montés, Diana Pastor, Carlos Besó y Lorena Belenguer.


- ¿Qué actividades podrías destacar durante tu dirección?

Además de la gestión del día a día y como he indicado anteriormente, estratégicamente tenía dos objetivos muy definidos cuando asumo la dirección del IIAMA, por lo que las actuaciones han ido encaminadas hacia esos objetivos.
En cuanto a proyección exterior me gustaría destacar las siguientes:

  • hemos actualizado y modernizado la página web del instituto que llevaba muchos años incompleta y desfasada.
  • he formado parte como director del IIAMA de 3 comisiones internas de la UPV, lo que ha contribuido a aumentar la proyección del instituto dentro de la propia universidad.
  • en la actualidad soy vicepresidente de la Plataforma Tecnológica del Agua (PTEA), lo que nos facilita transmitir nuestras necesidades e ideas en un órgano de decisión tan importante, y además, consolida la imagen del IIAMA como centro de investigación de referencia en España.
  • la creación de los Premios IIAMA, ha sido un elemento muy importante en nuestra actuación. De hecho, en la edición de este año está previsto que la directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardilés, acuda al acto de entrega el próximo 22 de marzo. Estos galardones se han consolidado a nivel nacional y buena prueba de ello, es el alto número de participantes, así como de entidades patrocinadoras.
  • potenciar la imagen del instituto a través de una imagen de marca (por ejemplo, incorporando el acrónimo al logotipo y utilizándolo sistemáticamente) y de una política de comunicación más intensa. Esto último se hizo inicialmente a través de la creación de un boletín de noticias trimestral, pero a raíz de la incorporación de un periodista al instituto, es cuando realmente profesionalizamos esta área al disponer de una persona dedicada a recoger la información y trasladar los resultados de los proyectos al exterior.

En cuanto a nivel interno destacaría:

  • se ha incorporado un nuevo grupo de investigación al IIAMA, concretamente el grupo de Ciencia y Tecnología Forestal, Re-ForeST.
  • se han creado las cátedras de Cambio Climático y la de Aguas de Valencia.
  • se han vuelto a tener proyectos conjuntos más transversales.
  • se ha consolidado la Jornada del IIAMA donde anualmente cada grupo presenta las investigaciones más destacadas que realizan.
  • se ha seguido apoyando una lista de distribución interna que sirve para trasladar la información y actualidad de la I+D+i.
  • hemos creado los repositorios de información que son accesibles a los miembros del instituto.
  • hemos establecido pautas para mejorar el control de las actividades del instituto (facturación, personal, total de proyectos…). Es decir, hemos desarrollado una metodología para obtener información de manera independiente, y sin molestar a los investigadores. El claro ejemplo de esta actuación, es la memoria bienal que se ha elaborado gracias al trabajo realizado por la informática Lorena Belenguer, con las bases de datos de la UPV.
  • a través de la Comisión de Gestión de la I+D+i de la UPV, se ha intervenido para que los procedimientos administrativos se agilicen en el medio plazo.
  • por último, hemos constituido las bases para el traslado de la dirección del IIAMA a un punto más centralizado, con la posibilidad de tener un edificio propio para todos los grupos en un futuro no muy lejano.

- Tú legislatura ha estado marcada por la crisis económica que ha incidido de manera drástica en la disminución de la inversión pública en I+D+i. En este sentido, ¿cuál crees que es el futuro de la investigación en España?

La I+D+i no debe abandonar nunca la financiación de convocatorias públicas, tanto europeas como nacionales. Sin embargo, el principal hándicap es que en España los fondos públicos son limitados, lo que conlleva que cada grupo de investigación debe disponer de más de un proyecto que soporte sus diferentes líneas de investigación. Este mayor número de proyectos comporta mayores sobrecargas administrativa.

En este sentido, debo denunciar que la carga administrativa interna y externa de la gestión está comenzando a ser insoportable. No puede ser que, en todos los proyectos de I+D+i del Plan Nacional se revise del orden del 50% del presupuesto ejecutado.

Un ejemplo extremo: dos administrativos de la universidad, el investigador afectado y yo como investigador principal hemos tenido que dedicar tiempo a justificar un par de gastos de menos de cinco euros. U otro ejemplo estúpido: sistemáticamente nos están pidiendo volver a desglosar de forma diferente todos los gastos de viaje del proyecto.

El resultado de todas estas trabas administrativas a la investigación es el incremento innecesario e ineficiente del personal de administración y del tiempo dedicado a la gestión por parte de los investigadores.




Además, un defecto de Europa en general y de España en particular, es que las empresas privadas no apuestan decididamente por la investigación. En países como EEUU, Japón y ahora mismo China, las entidades que hacen I+D+i contribuyen a mejorar sus productos y servicios.

Por supuesto no se puede generalizar, pero creo que en España la I+D+i que se desarrolla en muchas empresas es para reducir el Impuesto de Sociedades y justificar subvenciones y ayudas que se reciben, no porque crean que realmente la investigación es una inversión a largo plazo en la empresa. Y lo mismo se podría decir de la financiación pública: se pretende repartir el presupuesto limitado de la mejor forma posible sin considerar la repercusión real en el bienestar de la sociedad. España, en lo público y en lo privado, tiene que hacer una apuesta firme, seria y a largo plazo en lo referente a la I+D+i.


- ¿Cuáles son los retos futuros a los que se enfrenta el IIAMA en los próximos años?

El gran reto es dar el salto a nivel internacional más allá de los proyectos europeos que estamos consiguiendo y, en la medida de lo posible, hacerlo de forma conjunta. Asimismo, se debe acelerar el traslado de las oficinas centrales a un lugar cercano del centro de gravedad de los grupos, lo que facilitará los trámites administrativos. Por otro lado, se debe consolidar la imagen de excelencia como instituto de investigación, que hemos proyectado durante estos años.


- ¿Dotar de una plantilla estable de investigadores mejoraría el ámbito de actuación del instituto?

Tenemos que reconocer que somos un instituto universitario de una universidad pública y no somos un ente externo, por lo que la mayoría de los investigadores somos profesores. En la universidad, la investigación se soporta fundamentalmente con las tesis doctorales, que comportan una renovación continua, para bien (generación de nuevas ideas) y para mal (siempre en proceso de aprendizaje). De hecho, todos los grupos de investigación que conozco en las más prestigiosas universidades del mundo tienen este mismo sistema de actuación.


- Buscar alianzas con otras entidades, ¿sería positivo para el IIAMA?

Me vuelvo a la pregunta anterior, nosotros formamos parte de una universidad pública, estamos muy bien en cuanto a índices cualitativos de investigación.

¿Hacer una alianza con un organismo o empresa mejoraría nuestra situación? Con las reglas de juego actuales y con un grupo de personas en el instituto tan transversal, tendría que ser necesariamente una alianza parcial con alguna empresa que apueste decididamente por la I+D+i. Debe ser parcial y no en exclusiva, porque el IIAMA cubre casi todo el ámbito del ciclo integral del agua y hoy en día, no hay empresas que traten todas las líneas de investigación del instituto.


- Por último, ¿una reflexión general sobre el futuro del IIAMA?

Los “nubarrones que he dibujado” en respuestas anteriores, en realidad es porque soy un “optimista realista”. Hay que ser y puedo ser objetivamente optimistas. A pesar de las dificultades que nos hemos encontrado durante estos años, hemos seguido trabajando en proyectos y apostando por la I+D+i.

Prueba de ello, es que a pesar de la reducción de ingresos, la plantilla del IIAMA es la misma que antes de la crisis, lo que significa que nos hemos adaptado al nuevo contexto. Y además, a pesar de tener menor presupuesto, los resultados han sido similares o incluso mejores.

Mi optimismo se deriva del hecho de que son las personas la materia prima más importante y la clave del éxito en la investigación: sin ciencia no hay futuro en el mundo desarrollado, y sin las personas adecuadas no hay investigación de calidad. Y a pesar del pesimismo general, la realidad es que cada vez tenemos más y mejores jóvenes investigadores a los que hay que darles el entorno adecuado para que se desarrollen.