Manuel Pulido: "Los servicios climáticos son fundamentales en la adaptación al cambio climático"

Todo ello ha convertido a la Cátedra de Cambio Climático, en un espacio de referencia para la generación de ideas y actividades que buscan dar respuesta a los retos técnicos, educativos y profesionales en la lucha contra el cambio global.


Pregunta: Como director de la Cátedra de Cambio Climático, ¿qué medidas de adaptación se deben implementar para combatir el cambio global?

Respuesta: Uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo es evitar las peligrosas consecuencias del cambio climático. La respuesta al cambio climático requiere implementar de forma urgente medidas efectivas de mitigación, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero; y al mismo tiempo, adaptarse a los cambios que ya se están produciendo de manera inevitable. Para ello es fundamental que las decisiones se tomen teniendo en cuenta la mejor información climática disponible, con el fin de minimizar riesgos y costes y aprovechar oportunidades.

Es fundamental desarrollar productos y aplicaciones específicas que transformen los datos y las proyecciones climáticas

En este sentido, es fundamental desarrollar productos y aplicaciones específicas que transformen los datos y las proyecciones climáticas disponibles, en información útil para la toma de decisiones en los diversos sectores que deben enfrentarse al reto de la adaptación. Estos “servicios climáticos” son claves en el diseño de estrategias de adaptación particulares.


P.- Señalas los servicios climáticos como uno de los aspectos fundamentales en la adaptación, ¿nos podrías explicar en qué consiste?

R,. La UE ha definido los servicios climáticos como la transformación de datos relacionados con el clima (junto con otra información relevante) en productos personalizados, tales como proyecciones, pronósticos, información, tendencias, análisis económicos, evaluaciones (incluyendo evaluaciones tecnológicas), asesoramiento sobre mejores prácticas, desarrollo y evaluación de soluciones y cualquier otro producto en relación con el clima que pueda ser usado por la sociedad. A través de los Servicios Climáticos, los datos e información climática actual y futura se transforman en resultados específicos útiles para la toma de decisiones en diversos sectores.

Hay una clara demanda de profesionales con la formación y cualificación necesaria para incorporar la información de los servicios climáticos en la toma de decisiones

En la hoja de ruta de la UE para los servicios climáticos (European research and innovation Roadmap for Climate Services, 2015) se señala que estos tienen el potencial de convertirse en un mercado floreciente, donde los operadores tanto públicos como privados ofrecen una gama de servicios y productos que pueden informar mejor a los decisores en todos los niveles, desde las administraciones públicas a las empresas, a tomar decisiones para las cuales el cambio climático tiene una implicación destacada.


P.- ¿Por qué es importante impulsar el desarrollo de dichos servicios?

R.- Es necesario cubrir la brecha entre ciencia y práctica, llegar desde la investigación a los mercados para hacer frente al reto de la sociedad ante el cambio climático.

Hay centros proveedores de servicios climáticos desde hace años, pero es importante un mayor intercambio de ejemplos de buenas prácticas. Además, hay una clara demanda de profesionales con la formación y cualificación necesaria para incorporar la información de los servicios climáticos en la toma de decisiones de empresas y organismos públicos. Para hacer esto factible, es necesario la implicación de equipos multidisciplinares.

Europa como España se están implicando de forma muy activa: se trata de invertir en adaptar la oferta a la demanda existente de servicios climáticos


P - En este ámbito, ¿cuál es la posición de Europa y en particular, de España, sobre los servicios climáticos?

R.- Tanto Europa (ya hemos hecho referencia a la hoja de ruta de 2015 de la Comisión Europea) como España en particular se están implicando de forma muy activa, tanto en investigación como en el desarrollo de servicios climáticos. Se trata de invertir en adaptar la oferta a la demanda existente de servicios climáticos por diversos sectoresPuli



AEMet ha puesto en marcha un nuevo portal de servicios climáticos en el cual se agrupan todo tipo de datos e informaciones sobre el clima de España y su evolución, incluyendo vigilancia climática, evolución de la radiación solar y del ozono, predicción estacional o proyecciones climáticas.

Por otro lado, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA; ahora bajo el Ministerio de Transición Ecológica) ha puesto en marcha la plataforma AdapteCCa, Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático, una herramienta para acceder e intercambiar información, conocimientos y experiencias sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático.

Los servicios climáticos serán decisivos en sectores como la gestión del agua, agricultura y bosques, turismo, salud o energía

A nivel europeo se ha creado la Plataforma Europea de Adaptación, Climate-Adapt, iniciativa de la Comisión Europea para promover el acceso e intercambio de información en materia de adaptación sobre los sectores en donde existen políticas comunitarias y sobre las iniciativas de los Estados Miembros en este campo. Por otro lado, el Servicio de Cambio Climático Copernicus (operado por ECMWF, el centro europeo de previsiones meteorológicas a corto y medio plazo, ubicado en Reading, Reino Unido), aún en fase de desarrollo, pretende combinar observaciones del sistema climático con la ciencia más reciente para desarrollar información sobre los estados climáticos pasados, actuales y futuros en Europa y en todo el mundo.

El IIAMA participa actualmente junto a diferentes centros y agencias de investigación europeas en un proyecto financiado en una convocatoria de la iniciativa europea de clima, JPI Climate (convocatoria ERA4CS) titulado INNOVA, Innovación en la Provisión de Servicios Climáticos, cuyo objetivo es analizar diferentes modelos comerciales de servicios climáticos; desarrollar herramientas y métodos para mejorar el proceso de adaptación; y evaluar la aceptación e implementación en el mercado de dichos productos resultantes.


P- ¿Qué formación se requiere para trabajar en este sector?

R.- Los servicios climáticos pueden resultar decisivos para apoyar políticas de adaptación y mitigación en sectores fundamentales como gestión del agua, agricultura y bosques, turismo, salud, energía, infraestructura, transporte, reducción de desastres naturales, seguros, etc

Debemos distinguir los proveedores de servicios climáticos (muy especializados, y con frecuencia integrados en las agencias meteorológicas de cada país), y los usuarios finales. Para la utilización de los servicios climáticos en el diseño de políticas, públicas o privadas, y en la toma de decisiones de empresas y organismos públicos, es necesario que los expertos sepan incorporar y usar correctamente esa información en la toma de decisiones.

Por este motivo, desde la cátedra de Cambio Climático hemos organizado un curso sobre servicios climáticos -del 16 al 24 de julio- con el que pretendemos formar a los futuros profesionales en la materia, para que aprendan a usar datos e información climática y meteorológica básica y adopten las mejores decisiones.