Imprimir

Un estudio de CALAGUA analiza el consumo y ahorro energético del ciclo integral del agua en Madrid

Investigadores del grupo de Calidad de Aguas (CALAGUA), -formado por personal del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València (IIAMA-UPV) y del Departamento de Ingeniería Química de la Universitat de València (IQ-UV)- han desarrollado para la Fundación Canal, el estudio: “Huella energética en el ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid”.

El estudio surge por la necesidad de reducir el impacto ambiental y económico del uso de la energía en la gestión integral del agua

El informe, presentado esta mañana en la sede de la propia Fundación, realiza un cálculo de la huella energética de las instalaciones gestionadas por el Canal de Isabel II (CYII) durante las distintas fases del ciclo integral del agua. En base a él, se estima el potencial de ahorro energético y se plantean medidas encaminadas a la optimización de los consumos eléctricos.

Concretamente, el trabajo realizado por los miembros de CALAGUA, José Ferrer, Ramón Barat, Joaquín Serralta y Daniel Aguado, surge por la necesidad de reducir el impacto ambiental y económico del uso de la energía en la gestión integral del agua. "En la actualidad, el Canal de Isabel II dispone de unos 600 puntos de suministro eléctrico que suponen un elevado consumo eléctrico anual”, indican desde la Fundación Canal.

De hecho, sólo las instalaciones de las cuatro sociedades de grupo Canal en la Comunidad de Madrid (Canal de Isabel II, Hidráulica Santillana, Hispanagua y Canal de Comunicaciones Unidas), destinarán una partida de 57 millones de euros para garantizar el consumo eléctrico previsto para 2018.


Integrantes del estudio junto a las autoridades presentes en el acto


El mayor porcentaje de consumo energético corresponde a las 156 instalaciones de depuración analizadas, en torno al 60%

Las depuradoras, principales responsables del consumo energético

Para el desarrollo del informe se ha revisado el estado del arte del nexo agua-energía en el contexto del ciclo integral del agua. Se ha caracterizado la huella energética en las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) gestionadas por Canal de Isabel II, con un estudio de consumos desagregados en 2 EDAR de distinta capacidad de tratamiento (la EDAR de Torrejón de Ardoz como instalación representativa de mayor tamaño y la de Valdemorillo como de menor).

Por último, se ha analizado el resto de instalaciones del ciclo integral del agua (alcantarillado, regeneración, aducción, distribución y estaciones de tratamiento de agua potable –ETAP-) del Canal de Isabel II en la Comunidad de Madrid. En total, se ha analizado para el informe más del 92% de las instalaciones gestionadas por CYII en la Comunidad de Madrid, tal y como señalan los autores del estudio.


El investigador Joaquín Serralta presentando el informe en la Fundación Canal


“Las conclusiones obtenidas de los datos de consumos energéticos son que, en términos agregados, el mayor porcentaje del consumo energético corresponde a las 156 instalaciones de depuración analizadas (59,1%), seguido de las de aducción (26,2%). Entre estas se incluyen los pozos de captación, los depósitos, las plantas elevadoras, los embalses y las estaciones de vigilancia automática. A continuación, en orden decreciente de consumo energético, se encontrarían las instalaciones de potabilización (10,5%), alcantarillado (2,1%), regeneración (1,7%) y, por último, distribución, 1,4%”, explican los investigadores del grupo de Calidad de Aguas (CALAGUA).

Propuestas para la mejora

En los estudios de huella energética en cada uno de los tipos de instalaciones analizadas se añade una propuesta de medidas para la reducción de los consumos energéticos, incluyendo el orden de magnitud del ahorro esperable de cada medida. Según señalan los autores, “muchas de estas propuestas ya están siendo aplicadas en la actualidad por el Canal de Isabel II”.

Puedes descargarte el informe aquí.